Contaminantes ambientales y la salud infantil

Contaminantes ambientales y salud infantil

Les mayores amenaces pa la salú de los neños atópense, precisamente, nos sitios que tendríen de ser más seguros: los llares, les escueles y les comunidaes. Cada añu, más de cinco millones de rapacinos de 0 a 14 años de edá muerren por enfermedaes directamente vinculaes col entornu, la mayor parte d’ellos en países en víes de desarrollu. Muerren de folia, afecciones respiratories, malaria y otres enfermedaes de tresmisión vectorial, traumatismos, y d’otres amenaces ambientales presentes dientro y na contorna de so casa.

L’agua insalubre, una hixene y un saniamientu deficientes, la contaminación del aire (amás la causada por combustibles domésticos puercos utilizaos para cocinar y calentar), el fumu del tabaco, los productos químicos peligrosos y otres amenaces ambientales afecten a la salú de los neños de forma más o menos aguda.

L’impactu de les esposiciones ambientales nel desarrollu de los rapacinos ye difícil d’evaluar. El rangu d’alteraciones ye ampliu abondo, de la mesma manera que’l númberu y variedá d’esposiciones que puen afectar el so crecimientu y desarrollu físicu, intelectual, emocional y social. Nos países desarrollaos, el grau de contaminación ye muncho menor que nos países en víes de desarrollu y los efectos derivaos de la contaminación ambiental son, entós, más seles y difíciles de discriminar teniendo en cuenta la cantidá d’axentes y factores qu’intervienen nel desarrollu de los procesos patolóxicos.

La relación ente dellos contaminantes y la salú nun se tien que considerar de manera aislada. La contaminación ye multicausal, esto ye, esisten diferentes fontes d’esposición a un contaminante: l’alimentación, l’aire y el consumu d’agua, ente otres. Caúna d’éstes pue tener estremaos efectos. Tamién tenemos que considerar la esistencia de múltiples respuestes humanes a les esposiciones. Diversos factores determinen la susceptibilidá de cada individuu, factores que camuden na so vida, como la edá, factores nutricionales o xenéticos, enfermedaes preesistentes, ente otros.

Les alteraciones del desarrollu puen manifestase pel retrasu del crecimientu intrauterín, malformaciones conxénites, problemes de crecimientu, déficits funcionales (neuroconductuales, inmunolóxicos, reproductivos) y mayor predisposición a carecer d’enfermedaes cróniques na vida adulta, como diabetes, enfermedá cardiovascular o cáncer.

La esposición a sustancies que son a alterar la homeostasis hormonal (disruptores endocrinos) encuentra na esposición materno-infantil y infantil una de les etapes más preocupantes. Hai evidencies d’un incrementu nes caberes décades de munches patoloxíes aparentemente hormonodependientes, ente les destaquen les alteraciones na maduración xenital masculina, alteraciones na función testicular y el cáncer de testículu y próstata.

Nel casu de los compuestos organocloraos y de los metales, describíose pesu baxu al nacer, prematuridá y retrasu nel crecimientu llonxitudinal. Posiblemente alteren la función tiroidea y el desarrollu neurolóxicu. Los mecanismos polos que los tóxicos ambientales produciríen un retrasu cognitivu nun son, entá, conocíos dafechu. Una disminución pequeña del númberu de conexones nervioses al entamu de la vida podría ampliase a lo postrero y avanzar de forma notable l’aparición d’enfermedaes como les demencies.

La contaminación atmosférica, sobre manera la causada pol tráficu automotor, y pol consumu d’agua contaminao del grifu, retrasaríen el crecimiento intrauterín y influiríen nel incrementu de delles malformaciones conxénites. Arriendes d’ello, un númberu importante d’estudios señalen que la esposición a niveles elevaos de contaminantes atmosféricos van asociaos col incrementu d’enfermedaes respiratories como la bronquitis o les crisis d’asma.