Disruptores hormonales

El términu disruptor hormonal (o endocrín) define a cualquier sustancia que, una vez incorporada nel organismu, ye quien a afectar l’equilibriu hormonal. Ente elles atópense sustancies persistentes y bioacumulatives qu’inclúin dellos pesticides, sustancies químiques industriales, productos sintéticos y metales pesaos. Los disruptores endocrinos interfieren nel funcionamientu del sistema hormonal al traviés de la suplantación de les hormones naturales, el bloquéu de la so acción, o l’aumentu o disminución de los sos niveles. Algunos ejemplos

 Los efectos de los disruptores endocrinos puen ser distintos sobre l’embrión, el fetu o l’adultu; manifiéstense con mayor frecuencia na descendencia que nel proxenitor espuestu; el momentu de la esposición nel organismu en desarrollu ye decisivu pa determinar el carácter, la gravedá y la evolución de la patoloxía; y masque la esposición crítica se dea nel desarrollu embrionariu, les manifestaciones puen nun ser evidentes hasta la madurez del individuu.

Ente les sustancies químiques d’efectos disruptores nel sistema endocrín figuren: les dioxines y furanos; abondos plaguicides como l’endosulfán (de gran usu na agricultura española, anque tea prohibíu en munchos países)o el DDT; los PCBs; el HCB; los ftalatos, usaos na fabricación de PVC; los alquilfenoles, antioxidantes presentes nel poliestirenu modificao y nel PVC, y como productos de la degradación de los deterxentes; y el bisfenol-A, de munchu usu na industria agroalimentaria del nuestru país.

Silent Spring de Raquel Carson (años 60) fue el primer llibru qu’alvertía sobre los efectos de estos compuestos.

Estos compuestos producieron alarma nos años '60 depués de la publicación del llibru Silent Spring de Raquel Carson, qu’alvertía de la desapaición de varies families d’aves pola acción del DDT y de la posible trescendencia qu’esti fechu podría tener n’humanos. El nuestru futuru robáu "¿amenacen les sustancies químiques sintétiques la nuestra fertilidá, intelixencia y supervivencia?", escritu por Theo Colborn, Dianne Dumanoski y Pete Myers, axuntó per primer vez les evidencies alarmantes atropaes n’estudios de campu, esperimentos de llaboratoriu y estadístiques humanes, pa plantegar en términos científicos, pero accesibles pa toos, el casu d’esti peligru nuevu. Escomienza ellí onde terminaba Primavera silenciosa, revelando les causes primeres de los síntomes que tanto alarmaron a Carson. Basándose en décades d’investigación, los autores presenten un informe impresionante que sigue la pista de defectos conxénitos, anomalíes sexuales y fallos de reproducción en poblaciones silvestres, hasta’l so orixe: sustancies químiques que suplanten a les hormones naturales, trestornando los procesos normales de reproducción y desarrollu