Contaminación atmosférico

Una bayura de fontes, tanto nel interior de los edificios como nel esterior, contribúin a la lliberación nel aire de contaminantes que representen un riesgu pa la salú. La esposición a contaminación atmosférico afecta a tola población y, masque presenta variabilidá temporal, nun ye una esposición puntual, sinón continuada nel tiempu.

La principal fonte d’emisión de contaminantes atmosféricos nes ciudaes ye’l tráficu. Los contaminantes que presenten una relevancia mayor anguaño en cuanto a los sos efectos na salú son les partícules (especialmente les partícules fines, yá que puen trescalar más fondamente nel sistema respiratoriu) l’ozonu y el dióxidu de nitróxenu

Les fontes de contaminación atmosférico n’ambientes interiores (como’l fumu del tabaco, los aparatos de gas, l’usu de pintures, disolventes, etc.) puen contribuir de manera importante a la esposición a contaminantes como’l dióxidu de nitróxenu, les partícules fines o los compuestos orgánicos volátiles.

Efectos de estos contaminantes sobre la salud

Los principales efectos agudos d’estos contaminantes inclúin un aumento nel númberu de muertes, d’ingresos hospitalarios y de visites a urxencies, especialmente por causes respiratories y cardiovasculares. Del mesmu mou, atopáronse efectos crónicos relacionaos con esposiciones a llargu plazu. Estímase que l’incrementu nel riesgu de morrer por esposición crónica a contaminación atmosférico ye delles veces mayor que’l provocáu pola esposición aguda y podría representar una disminución d’alredor d’un añu na esperanza de vida.

Per otru llau, los neños son, xunto coles muyeres embaranzaes, los enfermos y les persones mayores, una población más vulnerable a los efectos de la contaminación atmosférico. Esta mayor vulnerabilidá de los rapacinos débese a diferencies na esposición, a la so inmadurez fisiolóxica y al mayor tiempu de vida depués de la esposición. Amás, los neños inhalen un volume d’aire proporcionalmente mayor que los adultos.

Efectos de la contaminación atmosférica en niños y fetos

Resultaos d’estudios esperimentales y n’humanos amuesen que los fetos y los rapacinos son especialmente susceptibles a los efectos tóxicos de contaminantes como partícules fines en suspensión, hidrocarburos aromáticos policíclicos, compuestos orgánicos volátiles, fumu de tabaco, metales y ozonu. Arriendes d’ello, crez la preocupación pola posible influencia de les esposiciones a los contaminantes atmosféricos na xestación, tanto nel ambiente interior como nel esterior, a los niveles que puen ser algamos anguaño nes nuestres viviendes y nes nuestres cais. Nos caberos años, varios estudios tán aportando pruebes del impactu de la esposición n’úteru sobre’l riesgu de mortalidá intrauterina, la prematuridá y la reducción nel crecimientu fetal.