Ver todas las noticias

Noticias

Lunes, 30 de mayo de 2016

INMA: "Vitamina D en el embarazo y síntomas relacionados con el trastorno por déficit de atención e hiperactividad en la niñez"

El trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) es uno de los trastornos neuropsiquiátricos más comunes en la infancia y se caracteriza por una falta de atención persistente y /o hiperactividad-impulsividad que resulta en un deterioro funcional importante en el niño. En 2011, el CDC (Centers for Disease Control and Prevention) estimó que aproximadamente el 11% de los niños estadounidenses de 4 a 17 años de edad (6,4 millones) fueron diagnosticados con TDAH observándose además un aumento de casos en la última década. Aunque las causas del TDAH siguen siendo desconocidas, los factores genéticos son probablemente los determinantes más importantes en el desarrollo de estos trastornos, pero también determinados estilos de vida y factores ambientales durante el embarazo han sido propuestos como posibles factores desencadenantes de los síntomas del TDAH. En este sentido, la vitamina D, que participa en procesos cruciales durante el desarrollo cerebral y que tiene propiedades antioxidantes y antiinflamatorias, podría tener un papel importante también en la protección del cerebro en desarrollo frente a factores ambientales nocivos que pudiesen actuar como desencadenantes de trastornos psiquiátricos como el TDAH. Asimismo, se ha planteado la hipótesis de que diversos acontecimientos que provocan un aumento del estrés oxidativo, como son las infecciones, ciertas toxinas, la fiebre y la inflamación, podrían influir en el riesgo de sufrir algún trastorno dentro del espectro autista en mujeres embarazadas y niños pequeños con concentraciones de vitamina-D deficientes, lo que también se podría traducir en un riesgo aumentado de sufrir TDAH.

Este estudio examinó la asociación entre las concentraciones en sangre de vitamina D materna durante el embarazo y síntomas de TDAH en la infancia. Alrededor de 1650 parejas madre-hijo del proyecto INMA (en cinco áreas de estudio: Menorca, Valencia, Sabadell, Asturias y Guipúzcoa) se incluyeron en este estudio, que mostró que concentraciones más altas de vitamina D durante el embarazo se asocian con un menor riesgo de síntomas de TDAH en los niños en edades de 4-5 años. Además, esta relación también se observó entre niños diagnosticados con TDAH. Esta disminución de síntomas de TDAH fue más importante cuando se observaban concentraciones altas de vitamina D durante el primer trimestre del embarazo en comparación con el segundo o el tercer trimestre. Los resultados no cambiaron cuando se tuvo en cuenta el hábito tabáquico durante el embarazo, los partos prematuros o los recién nacidos con bajo peso al nacer.

Dada la alta prevalencia de mujeres en edad fértil con deficiencia de vitamina D, estos hallazgos podrían tener importantes implicaciones para la salud pública. Son necesarios más estudios para comprender mejor los mecanismos que vinculan la vitamina D materna con una reducción del riesgo de TDAH en la infancia, y analizar si los suplementos de vitamina D pueden reducir el riesgo de padecer TDAH. Mientras se está a la espera de disponer de más evidencia, las mujeres embarazadas deberían seguir todas las recomendaciones en relación a los suplementos dietéticos indicados por sus médicos.

REFERENCE: Morales E, Julvez J, Torrent M, Ballester F, Rodríguez-Bernal CL, Andiarena A, Vegas O, Castilla AM, Rodriguez-Dehli C, Tardón A, Sunyer J. Vitamin D in Pregnancy and Attention Deficit Hyperactivity Disorder-like Symptoms in Childhood. Epidemiology. 2015 Jul;26(4):458-65.

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25867115